Northwest vuelve a obtener la certificación avanzada para centros primarios de accidente cerebrovascular

Martes, 26 de febrero de 2019
Northwest vuelve a obtener la certificación avanzada para centros primarios de accidente cerebrovascular

Miembros del equipo del centro primario avanzado de accidentes cerebrovasculares de Northwest 

Northwest Texas Healthcare System (Northwest) anunció que obtuvo la certificación avanzada para centros primarios de accidentes cerebrovasculares Gold Seal of Approval® de The Joint Commission y Heart-Check de American Heart Association/American Stroke Association nuevamente para el año 2019. Las certificaciones Gold Seal of Approval y Heart-Check representan los símbolos de calidad de sus respectivas organizaciones.

Northwest fue sometido a una rigurosa revisión de las instalaciones en noviembre de 2018. Los expertos de The Joint Commission evaluaron la conformidad con los estándares y requerimientos relacionados con los accidentes cerebrovasculares, entre los que se incluyeron la administración del programa, la prestación de la atención clínica y la mejora del rendimiento.

"Northwest ha demostrado con creces el más alto nivel de compromiso con la atención a pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares, a través de su certificación avanzada para centros primarios de accidentes cerebrovasculares", dijo Patrick Phelan, director ejecutivo, Desarrollo comercial de hospitales, The Joint Commission. "Recomendamos a Northwest por convertirse en líder en la atención de accidentes cerebrovasculares, que posiblemente ofrece un estándar de servicio superior para pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares en su comunidad".

"Nuestras felicitaciones a Northwest por lograr esta designación", dijo Nancy Brown, directora ejecutiva, American Heart Association/American Stroke Association. "Al adherirse a este conjunto tan específico de directrices de tratamiento, Northwest demuestra claramente que prestar atención de alta calidad a todos los pacientes afectados por un accidente cerebrovascular es una prioridad".

"Nos complace volver a recibir la certificación de avanzada de The Joint Commission y American Heart Association/American Stroke Association", dice Ryan Chandler, director ejecutivo de Northwest Texas Healthcare System. "La certificación nos da la oportunidad de poner de relieve la atención excepcional de accidentes cerebrovasculares que proporcionamos, además de seguir esforzándonos para avanzar en nuestra atención aún más".

El accidente cerebrovascular es la cuarta causa de muerte y una de las principales causas de discapacidad en adultos en los Estados Unidos, según la American Heart Association/American Stroke Association. En promedio, cada 40 segundos ocurre un accidente cerebrovascular, una muerte por accidente cerebrovascular cada cuatro minutos y 795,000 personas sufren un accidente cerebrovascular nuevo o recurrente por año.

Northwest cubre toda la región a través de la plataforma Telestroke (telemedicina), que ofrece acceso inmediato a una consulta remota con un especialista, lo que permite al diagnóstico y tratamiento más rápido de los pacientes las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto significa que Northwest ofrece a los médicos y hospitales de Panhandle la capacidad de consultar en tiempo real sobre la atención de un paciente con accidente cerebrovascular, hacer preguntas y recibir consejos de expertos en accidentes cerebrovasculares en cuestión de minutos a través de la tecnología de videoconferencia interactiva de dos vías. Gracias a la experiencia de estos profesionales en accidentes cerebrovasculares agudos disponibles en todo momento, los pacientes pueden recibir más rápido un anticoagulante como tPA, que reduce las discapacidades en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico.

Además, Northwest tiene un centro de rehabilitación hospitalaria para pacientes internos con especialistas certificados en rehabilitación de accidente cerebrovascular y una clínica de terapia para pacientes ambulatorios especializada en recuperación neurológica, que está incluida en una clínica de manos que se dedica a la recuperación de la función motriz fina en las extremidades superiores. Enfocados en la recuperación posquirúrgica, estos especialistas trabajan mano a mano con los pacientes de accidentes cerebrovasculares y sus familias para garantizar los mejores resultados posibles después de un episodio cardiovascular.